Volver
Brochas y pinceles para maquillarse

Brochas y pinceles para maquillarse

Martes, 2 de Agosto de 2016
sombras de ojosBochasPincelesMaquillajeMaquillarseColoreteEye liner

De cabeza ancha o fina, de pelo natural o artificial, con mango largo o más corto, biselados, planos, finos y precisos…

¿Cuál escoger?

Pues antes de nada, ten en cuenta unas reglas básicas: las brochas gruesas son para dar pasadas largas sobre la superficie total del rostro, y los pinceles más finos se utilizan para trazos más precisos y definidos sobre labios y ojos.

¿cual escoger?

SENTAR LAS BASES

Aunque la mayoría de las mujeres nos aplicamos la base de maquillaje con la yema de los dedos o con esponjas específicas para realizar esta acción, lo cierto es que muchos maquilladores profesionales utilizan brochas para hacerlo. Estas son de cabeza plana, compacta y de pelo artificial. La base se pone en el torso de la mano, que actúa como si fuera la paleta de un pintor, y se van cogiendo pequeñas cantidades con la brocha. Después se pasa sobre el rostro con trazos, siempre en la misma dirección, que van desde el centro del rostro hacia los laterales.

 

UNIFICAR LA SUPERFICIE

El mejor modo de fijar y prolongar la duración de la base de maquillaje es sellarla con una fina capa de polvos. Existe más de una brocha que los reparte de modo discreto y sin apelmazamientos, pero todas tienen una cabeza suave, gruesa y, generalmente, son de pelo natural. Se impregnan de polvos, se soplan ligeramente antes de pasarlas sobre el rostro para retirar el exceso de producto, y se acaricia con ellas la piel. Las más empleadas son la de corte degradado y mango largo, que permite un acabado ligero y traslúcido, y la kabuki, de mango corto y cabeza muy gruesa y degradada. Está especialmente diseñada para los polvos bronceadores o de sol, que se distribuyen con movimientos circulares.

 

COLOR EN LAS MEJILLAS

Para resaltar los pómulos y definirlos no existe mejor herramienta que las brochas con cabeza de tamaño mediano y cortadas en diagonal. Se pasan impregnadas en blush por la parte inferior del pómulo hacia las sienes y sobre la parte más protuberante del mismo. Las más recomendables son las de pelo natural.

color en las mejillas

DESTACAR LA MIRADA

Se requiere más de un pincel para que los ojos queden perfectamente maquillados. Uno ancho y de cerda natural, para extender las sombras sobre toda la superficie del párpado móvil; otro de cabeza fina, para dibujar la banana y dar profundidad al ojo; el de corte diagonal es para trazar la línea del párpado fijo, justo en la raíz de las pestañas. Todos estos tienen cabeza de pelo natural. El extra-fino y de fibra artificial se emplea para pintar las líneas con eyeliner.

 

LABIOS DEFINIDOS

Las barras de labios agradecen su utilización, ya que prolongan su duración. Son pinceles planos, muy finos y de pelo artificial, que permiten perfilar el contorno de los labios y extender el color de forma precisa y homogénea, a la vez que aseguran su permanencia.

 

EVITAR EXCESOS

¡Horror! ¿Te has pasado con la cantidad de polvos o maquillaje? No te preocupes, tiene un arreglo muy fácil. Basta un suave “barrido” con la brocha en forma de abanico para que solo permanezca la cantidad justa y necesaria. Su uso no está muy extendido, pero si te haces con una de ellas seguro que lo agradeces. Las más recomendables son las de pelo natural, que retiran los excesos sin irritar el cutis.

Evitar excesos