Volver
FÓRMULAS CONCENTRADAS

FÓRMULAS CONCENTRADAS

Jueves, 25 de Agosto de 2016
antiarrugasarrugassérums y aceitescuidados anti-edad

El paso del tiempo y las agresiones externas no son los únicos causantes del deterioro del estado de la piel. Los gestos cotidianos y los sentimientos también juegan su papel en la aparición de líneas de expresión. Dentro de estos últimos se puede asegurar que las emociones negativas, como el sufrimiento, envejecen más que las positivas.

 

La sonrisa provoca la aparición de patas de gallo y líneas verticales en los pómulos, mientras que el sufrimiento crea arrugas en el entrecejo que endurecen la mirada.

 

Para remediar y rellenar estos signos hay que recurrir a cosmético con más alta concentración de activos que penetran en las capas más profundas de la piel, como los sérums y aceites.

Sérums

EL ACEITE DE LA VIDA

Hasta hace muy poco tiempo la palabra aceite estaba ligada a un sensación pringosa y nada agradable, utilizarlo era sinónimo de piel brillante y poco seductora. Pero hoy las cosas han cambiado, las fórmulas con aceite no solo hidratan, reparan y protegen la piel, sino que, con su alto contenido vitamínico, aumentan su elasticidad, la nutren y se absorben sin dejar rastro. Los ácidos grasos esenciales son moléculas microscópicas que penetran en la piel sin obstruir los poros, con probados efectos anti-edad y que ayudan a la regeneración natural de las células cutáneas.

 

Se recomienda aplicarlos después de la limpieza facial y sobre la crema hidratante, para ayudarla a mantener la humedad. Se pueden utilizar de día y de noche. Sobre las pieles grasas, regulan la producción excesiva de sebo; y sobre las secas, retienen la humedad.

 

LOS MÁS CONOCIDOS

• Aceite de argán: humecta e hidrata, previene el acné, retrasa el envejecimiento y regenera la piel.

• Aceite de Rosa Mosqueta: ayuda a rejuvenecer la piel y mejora el aspecto de cicatrices.

• Aceite de jojoba: es el perfecto para tratar las pieles grasas, en las que equilibra la producción de sebo.

• Aceite de germen de trigo: rico en vitamina E y muy nutritivo, es el aliado perfecto para pieles secas y maduras.

• Aceite de oliva: tiene una gran proporción de ácidos grasos esenciales y aporta a la piel hidratación, nutrición y elasticidad.

 

GRANDES RESULTADOS

grandes resultados

El sérum es un cuidado intensivo muy concentrado que previene la aparición de líneas de expresión provocadas por la sequedad de la piel, previene la flacidez cutánea y retrasa el desdibuja - miento facial. Su textura es ligera, fluida, transparente y se absorbe de inmediato sin dejar rastro.

No sustituye a ningún tratamiento, pero si intensifica su efectividad.

Se aplica sobre la piel limpia y bastan tres o cuatro gotas para cubrir todo el rostro. Sus resultados se notan a las pocas semanas de uso y se puede utilizar sobre todo tipo de pieles, ya que existen fórmulas específica para cutis acnéicos, maduros, flácidos o sensibles.

Tras su aplicación, se aplica el tratamiento correspondiente: hidratante durante el día, y nutritivo para la noche.

 

Manual de utilización del sérum o aceite.

utilización del sérum o aceite

Se aplican siempre sobre el rostro y el cuello limpios y secos.

Tres o cuatro gotas son suficientes.

Antes de extenderlo, conviene calentarlo en las palmas de las manos, para después presionar con ellas el rostro.

Se recomienda empezar por el centro de la cara, seguir por los contornos y terminar sobre la frente y el cuello, masajeando con los dedos juntos y los puños cerrados.