Volver
Imprescindibles para un buen maquillaje

Imprescindibles para un buen maquillaje

Martes, 6 de Septiembre de 2016
maquillajepolvos maquillajepolvos cuales elegirpolvos

Compactos, sueltos, iluminadores, bronceadores... estas son las presentaciones en las que se comercializan los polvos que, bien aplicados, se adaptan a cualquier tipo de piel. A pesar de que los cutis maduros los temen al pensar que resaltan las lí- neas de expresión que se empiezan a notar sobre ellos, las fórmulas ligeras y emolientes, más frecuentes en los polvos sueltos, les sientan tan bien como a las pieles jóvenes.

polvos compáctos

QUIÉN ES QUIÉN

Compactos.

Son los que nunca deben faltar en la bolsa de “retoques” que todas las mujeres llevamos en el bolso. Están prensados y son muy fáciles de aplicar con la borla que incorporan en su envase, o con brocha. Sobre pieles grasas, se deben emplear los que están libres de aceites; mientras que los formulados con vitaminas, polímeros y agentes hidratantes, se recomiendan para pieles secas.

 

Sueltos.

Por su consistencia, proporcionan un acabado más liviano y natural. Es muy importante que sean de textura muy fina y que se apliquen en la cantidad justa para evitar el “efecto máscara”. Resultan imprescindibles para fijar la base de maquillaje y prolongar su permanencia sin que se cuartee. Se aplican con brocha y movimientos circulares.

 

Bronceadores.

Son polvos compactos que proporcionan un tono dorado al instante. Sobre los cutis maduros pueden resaltar las líneas de expresión, por lo que se recomienda aplicarlos solo sobre puntos estratégicos como pómulos, frente y mentón. La mejor herramienta para extenderlos es la brocha kabuki, de cabeza redondeada y compacta, que se pasa sobre la piel con movimientos circulares.

Así se eligen

ASÍ SE ELIGEN

Para dar con el color de polvos más adecuado, hay que probarlos directamente sobre la piel del rostro y tener también en cuenta el tono de la base de maquillaje que se ha utilizado. Para elegir la textura hay que tener en cuenta las características de cada piel, grasa, seca, madura, y la habilidad para su aplicación. Como hemos dicho los de más fácil manejo son los compactos. En términos generales, se puede afirmar que los mejores polvos son los finos y homogéneos, los que contienen factor de protección solar, los que ofrecen cobertura sin dejar huella y los que aseguran una mejor permanencia.

 

TEN EN CUENTA

Guardar los polvos en un lugar libre de humedad, para que no se apelmacen: Extenderlos sobre el rostro cuando ya se haya asentado la base de maquillaje, para evitar pegotes. Aplicarlos con brochas y borlas bien limpias, para prevenir la aparición de granitos y comedones.

Ten en cuenta

¡OJO CON EL CUELLO!

Nada estropea más un buen look que una línea divisoria entre rostro cuello, que deja evidencia palpable de la diferencia de color y de la presencia de la base de maquillaje y los polvos. Para evitar este efecto. Antes que nada, hay que tener en cuenta que lo mejor es elegir una base de color idéntico al natural de la piel. Si prefieres una base de tono más oscuro, extiéndela debajo de las mandíbulas y sobre la papada, evitando el cuello para no manchar la ropa. Sobre este aplica una capa de polvos bronceadores para unificar el tono. Otro truco para utilizar una base oscura y no extenderla hasta el cuello, es aplicar un trazado de iluminador-corrector sobre toda la línea de la mandíbula y después difuminarla, para crear un tono degradé y unificador entre rostro y cuello.

 

¿Sabes como utilizarlos para hacer un buen #CONTOURING?

Te dejamos esta infografía y envíanos como lo haces tu o pásate por nuestras tiendas nuestras #BeautyEsperts te enseñaran… ¡Muchas gracias!

contouring