Volver
SINFONÍA DE BLUSH

SINFONÍA DE BLUSH

Jueves, 13 de Octubre de 2016
coloretemaquillajecomo aplicar el coloreteBlush

Cómo aplicar el Blush (Colorete)

Si revisamos ese set pinturas que todas las mujeres llevamos en el bolso, seguro que siempre encontramos la cajita milagrosa que encierra el blush o colorete. La razón: es que ningún toque de maquillaje favorece más que una pincelada rosada sobre las mejillas, para dar buen color al instante, proporcionar un aspecto fresco, dibujar las facciones e, incluso, rejuvenecer.

cómo aplicar el blush

ELIGE BIEN UN COLOR

Un tono que siempre funciona sobre cualquier color de piel es el rosa. Apuesta por él si no quieres equivocarte. Pero si quieres ser más osada, haz esta prueba: pellizca tus mejillas con el rostro lavado y el tono que adquieran es el del color que mejor te va. Por regla general, se puede asegurar que a las pieles claras les sientan bien los colores fríos, como el rosa palo o coral claro. Las morenas están más favorecidas con tonos cálidos, como los salmón y los tierra.

 

EN POLVO, CREMA O LÍQUIDO

En polvo o en crema son las presentaciones más frecuentes en las que puedes encontrar el colorete, pero actualmente también están a tu alcance lo que se podría denominar “un dos en uno”, coloretes líquidos que sirven para dar color a los labios y las mejillas. Los de textura en polvo aseguran un maquillaje de más larga duración, ya que su retoque es más fácil de realizar, y se funden sobre la piel dejando un velo muy natural. Los que se presentan en crema son adecuados para los cutis secos o muy secos, pues aportan un plus de hidratación. Los líquidos tienen una permanencia más efímera, pero se llevan muy bien con las pieles jóvenes y frescas, y se aplican en muy poca cantidad y sobre la piel bien hidratada para que se deslice más fácilmente.

así se aplica el colorete

ASÍ SE APLICA

Para conseguir el punto de color y marcar los ángulos del rostro hay que aplicarlo teniendo en cuenta la forma natural de la cara.

- Para la ovalada se debe partir desde la parte más prominente del pómulo y continuar hacia la sien de forma ascendente, difuminándolo bien.

- Para la redonda se dibuja un pequeño triángulo invertido desde el centro inferior del pómulo hasta la mandíbula superior. Así se alarga ópticamente la forma del rostro.

- Para la cuadrada se traza una línea ancha desde la mitad de la parte más prominente del pómulo hacia la sien, difuminándola. De este modo las mejillas parecerán más hundidas.

 

PRÁCTICAS QUE FUNCIONAN

- El blush en polvo aplícalo con una brocha biselada, si quieres resaltar los pómulos, o redonda, si solo quieres conseguir efecto buena cara.

- Si te excedes con la cantidad de colorete en polvo, bárrelo con una brocha en forma de abanico. Para no parecer una muñeca pepona, date el toque de blush delante de una ventana, o bajo una mezcla de luz natural y artificial.

- Para conseguir un tono rosado y natural, extiende una primera capa de colorete y difumínala bien. Si quieres un tono más subido, date una segunda capa y vuelve a difuminar.

- No te arriesgues nunca a una tercera aplicación, el efecto será de muy artificial.

- Procura que sintonicen el color de tus mejillas y tus labios, dando siempre más tono a estos últimos.

prácticas que funcionan

¿Quieres aprender? ¿Más información? Puedes acercarte a nuestrastiendas y consultar nuestras #BeautyExperts para que te asesoren y te enseñen como aplicar el colorete. ¡Te esperamos!