Volver
¡Tu camino a la belleza empieza ahora!

¡Tu camino a la belleza empieza ahora!

Viernes, 24 de Febrero de 2017

Todas tenemos el mismo objetivo en nuestro “camino hacia la belleza”: un rostro bonito, e hidratado, en el que las ojeras o las líneas de expresión brillen por su ausencia. Un camino compuesto por cinco pasos imprescindibles en tu rutina diaria y que seguro que sigues a rajatabla. Pero, ¿lo haces de la forma correcta y con los productos adecuados?

PASO 1 - Limpieza y tonificación

La limpieza del rostro debe ser el primer paso de tu Ritual de Belleza. No es ningún secreto que una piel bella es una piel limpia. Para que los productos que te apliques en tu rutina tengan efecto, es necesario que hayas eliminado todas las impurezas del rostro, ¡tanto por la mañana como por la noche!

Aunque no lo creas, también debes limpiar tu rostro cada mañana, eliminando así todos los excesos de grasa que la piel genera durante la noche. Para este primer paso diario, no es necesario que apliques tu limpiador habitual: el agua micelar es perfecta. Empapa un disco de algodón y pásalo delicadamente sobre el rostro, dando pequeños toquecitos para evitar arrastrar y dañar la piel. Con este sencillo paso habrás conseguido preparar la piel para la posterior crema hidratante.

Por la noche, la limpieza debe ser más intensa y exhaustiva, ya que no solo debes no desmaquillarte, sino eliminar también todas las impurezas que tus poros han ido acumulando a lo largo del día. Comienza aplicando un limpiador (en formato gel o crema, tú escoges) y a masajear rítmicamente tu rostro. Tras aclarar, y para asegurarte de que la piel está correctamente limpia, te recomendamos que pases “la prueba del algodón”: vierte una cantidad muy pequeña de desmaquillante sobre la piel: si el disco está sucio, es que debes repetir la operación de limpieza.

A continuación, es el turno del tónico. El tónico es un producto que te ayudará a cerrar los poros y preparar la piel para el siguiente paso de belleza. Te ayudan a eliminar el exceso de aceites y bacterias que el limpiador a veces no alcanza a quitar de la piel.

PASO 2 – Sérum

Gracias a su formulación, es el aliado perfecto que tu piel necesita para potenciar los efectos de cualquier otro producto que te apliques a continuación. Un sérum es un concentrado de activos de altísima eficacia en el tratamiento de las necesidades de la piel: hidratación, arrugas y/o firmeza.

Los sueros tienen una potente capacidad reparadora de las células de los niveles más profundos de la epidermis, lo que hace que sea un producto con una excelente acción regeneradora tanto de la célula como de su núcleo (donde se encuentra el ADN celular). Generalmente libres de aceites, son tolerados perfectamente por las pieles más exigentes.

PASO 3 - Contorno de ojos

El tercer paso de tu Ritual de Belleza debe centrarse en la zona del contorno de los ojos, una de las zonas más delicadas de tu rostro. Es vital para prevenir y tratar las arrugas, hidratar y proteger la zona enriqueciéndola con las vitaminas más adecuadas.
Clinique Hidratante contorno ojos para bolsas y ojeras.

Tan importante como el producto que escojas es su aplicación y la cantidad que apliques. Apenas necesitas el tamaño de un grano de arroz. Debes depositarlo a pequeños golpecitos sobre el área que rodea el ojo, utilizando el dedo anular, que es el dedo más débil. La crema debes depositarla en el hueso que rodea al ojo.

PASO 4 – Hidratación

El cuarto paso de tu Ritual de Belleza es la hidratación. Y es que éste es uno de los pasos más importantes de tu camino a la belleza. Una piel bien hidratada a diario permite hacer frente a los agentes externos que puedan perjudicar a nuestra piel.

Las propiedades de las cremas hidratantes son variadas. Al llenar la piel de agua permiten que las células se desarrollen en un medio mejor y sufran menos. Proporcionan a tu dermis el agua e hidratación que perdemos con la edad. Dependiendo de qué tipo de piel tengas, deberás usar un producto u otro.

PASO 5 – Fragancia

Finaliza tu camino a la belleza con tu perfume favorito. Expresan al 100% nuestra identidad, forman parte de nuestra esencia, nos definen e identifican.

Existen muchas clases de perfumes en el mercado y cada uno de ellos está pensado para transmitir un sentimiento o emoción. En el mundo de los perfumes, la diversidad es tan amplia que no hay reglas precisas para elegir uno. Todo depende de tu personalidad y tus gustos.

Descubre cuál es la fragancia que mejor encaja contigo y el resto de cuidados que necesita tu piel entu tienda #Bodybell más cercana.