• 2 muestras gratis
    En cada pedido recibirás 2 muestras gratuitas
  • Envío gratuito por compras superiores a 19€
    Entrega en 24 / 72 horas
  • Tu Cesta

  • Volver

    Coloretes

    Filtros
    Marcas
    Reiniciar filtro
    Precio
    Reiniciar filtro
    -
    35 Coloretes
    1
    ...
    2

    El arte de sacar el máximo partido del colorete

    Desde las frutas, la canela y el ocre rojo de los coloretes que se utilizaban en el antiguo Egipto hasta la alta cosmética de hoy han pasado siglos de avance tecnológico. Sin embargo, el fin del uso del color, principalmente en las mejillas (pero no únicamente), sigue siendo el original, y es dar vida al rostro, otorgándole una imagen saludable, sedosa e iluminada.

    ¿Es mejor usar colorete en crema, en polvo o en otra textura?

    Para elegir el colorete adecuado no basta con fijarse solamente en el tono de rubor que se quiere conseguir, sino que también es necesario tener en cuenta el tipo de piel: El colorete en crema debe elegirse para piel normal a seca. Su aplicación es sencilla y no reduce la humedad de la piel. Los coloretes con fórmulas en polvo son aconsejables para piel grasa, aunque numerosos polvos compactos añaden cierta fase oleosa que les hace adecuados para pieles normales. El producto que se presenta en textura líquida o gel está indicado para piel grasa y muy grasa.

    Componentes del colorete de buena calidad

    Los elementos básicos son los colorantes solubles y los pigmentos, de los cuales se realizan mezclas para conseguir tonalidades más atractivas. Pueden ser naturales, o sea, elementos orgánicos de origen animal, vegetal o mineral, como el ácido carmínico y el caramelo, o artificiales, como la eritrosina y el amaranto. Además, añaden óxido de titanio (TiO) o zinc, que cubren la piel, y elementos como la mica o la purpurina para otorgarles brillo. El colorete puede incluir también caolín o carbonato de magnesio, que absorbe la transpiración, y aglutinantes, que fijan el producto a la piel.

    La aplicación acertada del colorete

    El producto se aplica, principalmente, en los pómulos, y se extiende hacia las sienes para afinar el rostro, o hacia las orejas para darle volumen. Si la forma del rostro es cuadrada, es mejor esparcirlo ligeramente desde los pómulos hacia abajo. Ligeros toques de color o iluminador en el mentón, las sienes y el lóbulo de las orejas añaden vivacidad a la expresión. Finalmente, a menos que se trate de un colorete en crema, que puede aplicarse suavemente con los dedos, conviene esparcirlo y difuminarlo con brochas suaves, específicas para este fin y de alta calidad. ¡Siguiendo todos estos consejos quedará un rostro iluminado y lleno de vida!


    Promociones  Online